viernes, 19 de junio de 2009

Serenamente la vida


En un bosque de caminos, entre música de hierbas, con lluvia de verdes y ríos de aroma en el aire. El sol suspendido entre los árboles se derrama en los pétalos, cubriendo las espigas de una selva de silencios, plena de pañuelos de nubes. Serenamente la vida, meciendo las caricias de una fina piel de aire. Entre sueños y vaguedades crecen las hojas, se alumbran caminos remotos en los contornos de una vida. El viento se vuelve loco cuando alegre rompe las alfombras del silencio, se escucha el corazón de la lluvia, la orquesta natural del agua que todo conmueve, lo que vá, lo que viene, porque siempre la vida está naciendo.

viernes, 5 de junio de 2009

La simplicidad está presente


Atravesar el puente del tiempo, del más vivo camino de un sueño, los principios y los finales se suceden día tras día. Si existe un motivo el impulso se mantiene intacto, es intentar, es insistir, es abrazar ideas y objetivos frente a la puerta del mundo. Todo tiene forma si se unifica nuestra naturaleza y se participa en la constancia del cielo y la tierra. En lo oscuro y lo profundo, en el misterio y en el silencio, abrazando el espíritu con tranquilidad. Cuando no se vé, ni se escucha, ni se posee nada en mente, el espíritu cuida del cuerpo y el cuerpo vive mucho tiempo. El espíritu se ordena, la simplicidad está presente, se puede escuchar la voz del bosque cuando sopla el viento.