jueves, 1 de abril de 2010

Movimiento y trascendencia



La palabra estímulo es hermosa, contiene la quietud de la observación y el poder de la sincronía. Contiene movimiento y trascendencia. Para que su efecto nos alcance es necesario prestar atención al tiempo que necesitamos para que su conexión transparente nos llegue y desencadene reacciones impredecibles por inesperadas. Una palabra, una mirada, un guiño, una canción, una voz pueden significar segundos que remueven el resto de nuestra existencia, hasta darles el peso de los "desde entonces" o "para siempre". Estímulo es aquello que en nuestra vida nos asalta por sorpresa.