viernes, 10 de diciembre de 2010

Palabras y letras



Cuando los rayos de vida acarician el mar, el agua rie en sus movimientos, dibujando figuras misteriosas con su resplandor mientras el sol se aleja, así como se aleja todo aquello que sabe que siempre hay un regreso. Como aliento en la arena viven las huellas que alguien deja en su andar. Frente al océano de la existencia, pensamiento y razón se dan la mano para lograr comprender el cantar de el alma y salvarla del olvido. Los años llegan y se van, las flores nacen y mueren, el sol despierta y duerme. Las palabras no mueren jamás solo dejan de ser pronunciadas, las letras no mueren nunca, solo dejan de ser leídas.