martes, 28 de junio de 2011

Las cosas importantes


Existe un lugar y un momento correcto, donde no acertamos a decir a tiempo las cosas importantes. Se pierde mucho tiempo en rodeos y es preciso regresar del lugar de donde no se sale ganando. Quizás las palabras solo sirvan para negar cosas o guardar secretos, pero es bueno salir de la sombra y abandonar los porqués. Hay un silencio que permite escuchar los pensamientos, ver el pasado y permanecer frente a la realidad desnuda. ¿Cómo se lavan los tropiezos? ¿Porqué será que los rostros cansados se esconden detrás de las manos? Aunque la razón nos conduzca a buscar la verdad, el corazón nos dice que ya la sabemos.