jueves, 27 de octubre de 2011

Simplemente coinciden


El universo le dá fuerza a las formas que se le parecen. Sólo basta comprenderlo. Para poder hacerlo es necesario hacer uso de la conciencia. El mundo material nos sumerge en lo maquinal, donde todo lo inmaterial carece de valor, de esa manera nuestros movimientos se convierten en hechos automáticos. Es importante hacernos conscientes de que todos los seres somos un observador que se autoobserva, que existe un maravilloso instante en que el conocer y el ser se convierten en uno, donde el espectador y el espectáculo simplemente coinciden.