miércoles, 31 de octubre de 2012

Como lo hace el sol




En la vida es importante conocer el camino, saber cuán errante se es y cuales son los destinos perseguidos. Saber explicarse sin que falten palabras, conocer los pensamientos y hablar con sinceridad. Saber cuánto callar y cuánto decir, entender las miradas y los sentimientos. Muchas cosas oscilan entre el corazón y el viento, cuántas cosas se rechazan y se dejan a un lado. La vida transcurre como un libro, tiene tantas páginas como amaneceres y cada una de ellas hay que escribirlas como lo hace el sol con los días, con fuerza, calor y claridad. La vida va de prisa, muy de prisa, los pasos y los pensamientos han de ir a un mismo ritmo, porque la felicidad, la plenitud y el bienestar, a veces dependen de el silencio que se guarda durante el recorrido.