lunes, 19 de noviembre de 2012

Lo realmente importante



Lo más importante en la vida es saber adónde ir. Disfrutar la libertad y la independencia, pedalear por la vida sin prisas, haciendo las pausas necesarias para recuperar fuerzas y continuar. Cada pedaleada, por muy pequeña que sea, nos lleva por caminos que han sido recorridos por muchos, sin embargo, cuando pasamos por ellos, es como si fuera la primera vez que alguien los recorre. El camino siempre será nuestro aliado, por muchas piedras o escollos que encontremos, sabemos que nos lleva al lugar que hemos elegido ir. Aunque el camino no sea fácil, sabiendo avistar la ruta, es menos factible perderse. Andar por la vida sólo con lo imprescindible, uniendo el tiempo al ritmo de nuestros sentidos, experimentando el mundo que nos rodea sin barreras que nos lo impidan y aprendiendo a distinguir lo realmente importante. Respirar, avanzar, vivir...