jueves, 27 de diciembre de 2012

En esa otra dimensión



Mirar las cosas bajo diferentes ángulos, darse cuenta de que todas las horas fueron futuras y al percatarse de ello ya son horas pasadas. Echar un vistazo atrás y ver las cosas que quedaron imposibles de recuperar. Los días se aglutinan y pasan como en una carrera de relevos, mientras los sueños se alejan, como un tren en la densa niebla...si no se actúa desaparecen. Dilatar las cosas hace que el tiempo se pierda, es como ir alimentando una vida paralela a la que casi nunca se tiene acceso, esa vida está ocurriendo en otro tiempo, en otra dimensión, con las otras decisiones que no se tomaron. En el centro del alma queda un libro abierto. A las paredes, aunque se les suplique, nunca se apartan y a veces los deseos no hacen causa común, flotan en la distancia ...justo allí ... en esa otra dimensión.