jueves, 17 de enero de 2013

Simplemente caminar



En ocasiones toca caminar la historia, sin tiempo y sin medir las horas. Disfrutar del espacio habitado, transitando lugares y buscando los iguales, conociendo realidades y poniéndose a prueba con la energía. Elegir los momentos para "no hacer nada", para compartir un poco de nuestro espacio con el silencio, andar despacio, sin prisa, sin reloj, sin lujo y sin apremio por llegar a ningún lugar. Es la experiencia que nos da la realidad, la calle, las distintas rutas, sin más ni menos, sin patrones a seguir. Simplemente caminar, sin atarse...ni siquiera al pensamiento. Hay de todo en todos lados, hay quienes llevan el alma en los pies.