jueves, 2 de mayo de 2013

Luz y sombra



La paradoja se presenta en todas las cosas. Adondequiera que miremos en la naturaleza podemos ver la interacción de los opuestos. Sin paradoja no existiría el mundo físico. El día tiene luz y sombra, no existiría caliente sin frío, todo tiene lado derecho y lado izquierdo. Sin opuestos no habría manera de distinguir nada en el planeta. La vida no tendría forma. Por mala que parezca una situación, existe un abanico de posibilidades de crecimiento, sólo hace falta descubrir lo bueno y ponerlo en práctica. Hay actitudes que se convierten en respuestas y la realidad es la realidad.