miércoles, 25 de diciembre de 2013

Sin decidir el destino



Caminar bajo el sol, sin decidir el destino. El paisaje moldeado al antojo de la naturaleza, con muchas pisadas antes que las nuestras. Cuesta arriba, seguir adelante, respiración consciente del paso del tiempo, del camino que va quedando atrás, sabiendo que habrá un regreso y también habrá nuevos pasos. Hay días que son de espera y nada más.